Jan
26

Las ventajas de la iluminación LED (1ª parte)

Como no todo el mundo conoce las ventajas de la iluminación con tecnología LED, hoy os damos 5 razones para que comencéis a sustituir la iluminación convencional por LEDs:

AHORRO

Con el uso de los LEDs se llega a ahorrar 9 veces más que unas bombillas incandescentes y 2 veces más que las de bajo consumo, esto supone una media de 112 €/año. Pero eso no es todo, si multiplicas esa cantidad por los años que duran los LEDs (y son muchos) supone un ahorro de hasta 50 veces más que las incandescentes.

Otra de las razones que refleja la gran inversión en este producto, es que los LEDs son fríos, no acumulan calor por tanto supone un ahorro en refrigeración. Además, el riesgo de rotura en una bombilla LED es mucho menor que en una incandescente o de bajo consumo. Esta última en caso de que se rompiese, liberaría los vapores de mercurio que contiene, un riesgo que es mejor evitar. EL VAPOR DE MERCURIO ES ALTAMENTE CONTAMINANTE. En caso de rotura aumentaría los gastos asociados a la iluminación, la vida útil de la bombilla quedaría completamente eliminada y podría causar heridas por laceración.

MEDIO AMBIENTE

Un informe realizado por el Instituto Politécnico de Rensselaer, refleja que si se llegase a reemplazar todas las bombillas del mundo por LEDs, en 10 años podría reducirse el consumo de carbón en unos 153 millones de Kilolitros, se necesitaría 230 plantas nucleares menos y por último, la emisión de CO2 a la atmósfera se reduciría en unos 10 millones de Toneladas. Además mundialmente se ahorraría en electricidad la friolera cantidad de 1.93 billones de Dólares.

Como veis, los LEDs están pensados para mejorar la calidad del medio ambiente. Por ejemplo, no contienen Mercurio u otros componentes tóxicos, la mayoría (por no decir todos) son reciclables. Además, la larga vida útil de los LEDs supone menos basura en los vertederos. Otro dato interesante es que una bombilla LED evita la emisión a la atmósfera de 10 Kilos de CO2 en 1 año.

VIDA ÚTIL

Es un factor muy importante a tener en cuenta a la hora de comprar, ya que una bombilla LED, generalmente, tiene una duración de más de 50.000 horas. Esto no significa que a las 50.000 horas deje de funcionar sino que a partir de ese momento el flujo luminoso se deprecia y es conveniente reemplazarla. Para que el LED cuente con semejante vida útil, debe tener un Chip-LED de calidad, un driver o fuente de alimentación con la misma o más vida útil que el propio Chip-LED y un disipador de calor de alto rendimiento. Para que os hagáis una idea, pueden duran 25 veces más que las incandescentes y 8 veces mas que las bombillas de bajo consumo.

EFICIENCIA

En Estados Unidos, el Departamento de Energía considera que reemplazar las bombillas convencionales por LEDs podría suponer un ahorro de 190 Teravatios/hora. Este dato es lo mismo que iluminar 95 millones de hogares.

Esto sería posible, porque los LEDs llegan a usar un 50% menos de energía que las bombillas de bajo consumo y hasta un 85% menos en las incandescentes. Son tan eficientes, que su rendimiento/eficacia en este año (2015) ronda los 130 lúmenes por vatio, y cada día se está aumentando…

LIBRE DE TÓXICOS

Como ya hemos dicho antes, los LEDs están diseñados para no contaminar el medio ambiente. No contienen tóxicos y cumplen con las regulaciones RoHs, significa que no posee ninguno de los metales pesados como el Plomo, Mercurio o Cadmio. Todo lo contrario que las bombillas de bajo consumo o fluorescentes, que contienen Mercurio en cantidades pequeñas, alrededor de unos 5mg, pero que puede llegar a causar daños en el riñón y cerebro. Además, se deben desechar de acuerdo con las regulaciones para sustancias peligrosas, en cambio los LEDs se pueden reciclar. Si no se desechan de esta manera, se contaminan rios, vertederos, aguas subterraneas…etc.

Como veis los LEDs no son ETERNOS , ni PERFECTOS, pero reúnen muchas características que los convierten en la mejor opción para iluminar nuestras vidas.

Deja un comentario