Artículos taggeados como " ahorro y eficiencia energética"
Dec
29

¡¡ LOS LEDS QUE HE INSTALADO PARPADEAN O NO SE APAGAN DEL TODO !!

Esta incertidumbre es bastante habitual cuando se reemplazan  lámparas/bombillas incandescentes o halógenas por lámparas/bombillas LED.

Las razón más habitual de que ocurra ese parpadeo es por el bajo consumo se los LEDs frente a las convencionales. vamos a intentar explicarlo con ejemplos:

Ejemplo 1. Se reemplazan dicroicas halógenas de 50W por dicroicas LED de 6W/7W.

    (BASES GU5.3, G53, Gu4, G4…)

Estas lámparas pueden tener 2 tipos de casquillos o bases. Gu5.3 que son las de las fotos y funcionan a 12VAC o Gu10 que funcionan a 230VAC.

Para las que funcionan a 12VAC, se necesita un transformador. Si éste transformador, no se reemplaza por uno nuevo y éste es electrónico, entonces el parpadeo se debe básicamente a las características del transformador electrónico. Este dispositivo cierra el circuito sólo cuando registra consumo (al conectar la lámpara) con una carga mínima de funcionamiento. Cuando se conecta una lámpara LED de menor consumo (6W-7W) lo que pasa es que esta carga no es suficiente para que cierre el circuito y el transformador intenta ponerse en marcha pero como no detecta la carga mínima entonces se desactiva. Y así sucesivamente, provocando un parpadeo de la luz o flash.

                                                     

Transformador electrónico. Generalmente carcasa de plástico.                   Transformador ferromagnético. Generalmente más pesado y metálico.

 

Posibles soluciones:

- Reemplazar el transformador electrónico por una fuente de alimentación de 12VCC. De esta manera el consumo total va a ser más eficiente y vamos a prolongar la vida útil de los LEDs.

- Intentar conectar varias dicroicas LED a un mismo transformador electrónico para sumar y elevar la carga y que éste se active. No en todos los casos funciona y a parte si una de las dicroicas LED dejase de funcionar el sistema se descompensaría y volvería el parpadeo.

 

Ejemplo 2. Se reemplazan lámparas incandescentes o halógenas que funcionan a 230VAC por lámparas LED que funcionan a 230VAC también.

                (BASES E14, E27…)

 

 

          (BASES GU10, G9…)

 

En este caso, la mayor parte de las veces, el parpadeo suele estar relacionado con cómo está realizada la instalación eléctrica:

1. Si la instalación cuenta con interruptores (conmutadores y/o cruzamientos) que llevan integrados un piloto luminoso, ese piloto puede ser la causa de que los LEDs no permanezcan completamente apagados aunque los interruptores estén abiertos.

  

En este esquema se puede ver que el piloto se encuentra conectado en paralelo con el interruptor y en serie con la lámpara LED. Esto significa que aunque el interruptor esté desconectado/abierto, una corriente circula a través del piloto y la resistencia hasta la lámpara. Una corriente mínima aunque suficiente para cargar los condensadores internos de las lámparas de LEDs y provocar que éstas queden iluminadas de forma tenue o realice constantes parpadeos.

Posibles soluciones:

- Reemplazar los mecanismos (interruptores/conmutadores/cruzameintos) por otros que no tengan pilotos integrados.

- Anular los pilotos de los mecanismos. En algunos modelos es posible quitar el piloto de forma muy sencilla.

- Si se quieren mantener los pilotos, se puede instalar una resistencia en paralelo con nuestra instalación de lámparas LED. Con esta resistencia se conseguiría que la pequeña corriente que circula por el piloto siga su camino por la nueva resistencia y no por las lámparas LED. Esquema de la instalación añadiendo la mencionada resistencia:

2. Si la instalación NO cuenta con interruptores (conmutadores y/o cruzamientos) que llevan integrados un piloto luminoso , puede que los interruptores estén cortando el conductor neutro en lugar del conductor fase.

En una instalación eléctrica (MONOFÁSICA), por lo general, contamos con 3 conductores: Fase, neutro y conductor de protección (TIERRA). Entre la fase y el neutro existe una diferencia de potencial que es lo que comúnmente llamamos tensión. Para un sistema monofásico en España, esa tensión es de 230VAC a 50Hz.

El conductor de fase, debería de ser de color negro, marrón o gris y el el neutro de color azul. El conductor de protección, también llamado cable de tierra debería ser bicolor: amarillo y verde.

Lo correcto es encontrarnos una instalación que siga este esquema:

Si en lugar de esto nos encontramos instalaciones de este tipo:

Entonces seguramente los LEDs se enciendan de manera tenue o parpadeen en algunos casos. Esto se debe a que el aire está prácticamente al mismo potencial eléctrico que la tierra, o el cable neutro. En el esquema se observa como la fase llega directamente y de forma continua a la luminaria/lámpara, en cambio el neutro está cortado por el interruptor y “queda al aire”.

Como consecuencia y por el efecto de la inducción a través del aire, una mínima cantidad de corriente puede circular entre los cables y ser capaz de llegar a los LEDs encendiéndolos aún estando apagados.  La pequeña corriente inducida circula a través de la lámpara LED que se enciende debido a la poca potencia que necesita para funcionar.

Posibles soluciones:

- Reconectar la instalación y hacer que los interruptores/conmutadores corten la fase y no el neutro.

- Usar un relé de dos vías para aislar la instalación de la lámpara LED. Si el relé es de dos vías corta fase y neutro simultáneamente y de esta manera evitamos que circulen pequeñas corrientes capaces encender las luminarias. Ejemplo:

- Instalar un condensador en paralelo a la lámpara LED. Esto es una solución bastante económica y que funciona muy bien con otros dispositivos que provocan el parpadeo de los LEDs. Por ejemplo: pulsadores temporizados, minuteros… etc… Se suele emplear un condensador de 470nF/400V.

 

 

 

Sep
5

ADIOS HALÓGENAS !!!

Cómo se veía venir, primero despedimos a las lámparas incandescentes y ahora, los focos halógenos dejan de venderse a partir del pasado jueves 1 de septiembre en toda la UE. Dejan de comercializarse, aunque podrán venderse hasta que se acaben las existencias, lo que según el sector pasará en seis meses. Esta prohibición es el siguiente paso en las políticas europeas para mejorar la eficiencia energética. Otros dispositivos halógenos, como los que tiene apariencia de bombilla tradicional, podrán seguir comercializándose dos años más.

En la “era de la eficiencia” era evidente que éste es un paso fundamental. Las halógenas no dejan de ser una evolución de las incandescentes y mantienen muchas características como por ejemplo su baja eficiencia.

La lámpara halógena es una variante de la lámpara incandescente con un filamento de tungsteno dentro de un gas inerte y una pequeña cantidad de halógeno (como yodo o bromo).

El filamento y los gases se encuentran en equilibrio químico, mejorando el rendimiento del filamento y aumentando su vida útil, respecto a las incandescentes. El vidrio de las incandescentes se substituyó por un compuesto de cuarzo, que soporta mucho mejor el calor (lo que permitía lámparas de tamaño mucho menor, para potencias altas).

La lámpara halógena tiene un rendimiento un poco mejor que la incandescente: 18, 22 lm/W y su vida útil se aumentó hasta las 2.000 y 4.000 horas de funcionamiento. Pero esta vida útil es muy corta si lacomparamos con la de la tecnología LED: De 25.000 a 50.000 horas.

El “RETROFIT” o reemplazo de las lámparas halógenas por lámparas LED es una de las mejores opciones debido al ahorro energético que se consigue (>80% en muchos casos) y debido al tiempo de amortización de la inversión. Varía en función de las horas de encendido diarias, pero por ejemplo en locales o estancias con más de 8 horas de encendido diario, el tiempo de amortización puede ser menor de 2 años.

Hay que agradecer a las lámparas incandescentes y halógenas todo lo que nos han aportado. Nos han iluminado durante muchos años (Incandescentes desde 1879) y su color de la luz cálida, inigualable por los LEDs,  ha inundado de “calidez”  muchos hogares. Pero con la evolución de los LEDs es mejor pasar página y estamos seguros de que en unos años nos daremos cuenta de lo poco eficiente que resultaba este tipo de iluminación. En muchos casos desprenden más radiaciones en forma de calor que radiaciones en forma de luz… Todo lo contrario a la tecnología LED.

Relaciones o equivalencias entre potencias que suele ayudar a comprender las diferencias de consumo entre las halógenas y los LEDs:

1 lámpara halógena de 50W se puede sustituir por una lámpara LED 6 ó 7W.

1 lámpara halógena de 100W e puede sustituir por una lámpara LED de 11 ó 12W.

Esperamos que os sirvan de referencia.

 

Apr
27

Más que una tienda de iluminación LED

En este post vamos a hablar sobre los diferentes servicios que ofrecemos desde GureLED porque, como bien pone en el título del post, somos más que una tienda de iluminación LED.

Un servicio que nos piden mucho, es el estudio energético que consiste en evaluar el consumo energético y de mantenimiento de las luminarias/lámparas instaladas en diferentes aplicaciones (locales comerciales, pabellones industriales, comunidades de vecinos, garajes….). Se realiza esa evaluación y se estudian diferentes propuestas o soluciones para reemplazar dichas luminarias o lámparas convencionales (incandescentes, halógenas, fluorescencia, bajo consumo…)  por luminarias o lámparas con tecnología LED. Con el objetivo de reducir el consumo de energía y los gastos de mantenimiento.

Incluso, si el proyecto lo requiere, diseñamos y desarrollamos luminarias a medida para maximizar la eficiencia del producto en la aplicación.

Otro servicio que ofrecemos son los proyectos lumínicos. Se basan en un análisis de cada espacio o estancia pensando en sus características y necesidades  lumínicas en función de su uso. Se desarrolla mediante el control del número de luminarias/lámparas, el tipo y formato de éstas,  el color y la orientación de éstas,  la geometría de la estancia… y otros muchos factores más… Para así, aprovechar la luz al máximo, conseguir los efectos visuales deseados y disminuir el consumo eléctrico.

Cuando el proyecto lo requiere realizamos el asesoramiento técnico para concluir la instalación correctamente e incluso, si es necesario, la dirección de obra. En muchos casos, desarrollamos el proyecto eléctrico de la obra.

Como habéis leído… ¡Tenemos muchas cosas que ofreceros! Si tenéis cualquier pregunta no dudéis en hacerla, en nuestro local situado en Vitoria-Gasteiz, Plaza Gerardo Armesto, 2 Bajo,  en el teléfono 945 090 041, o vía email a info@gureled.com.

Apr
19

Desmontando los mitos de los LEDs

Muchas son las preguntas y repuestas que se han generado acerca de los LEDs y como siempre no todas son verdaderas y no todas son falsas. A continuación desmentiremos 7 mitos sobre los LEDs.

“Los LEDs son para siempre…”

Es cierto que los LED duran más y son más resistentes a los golpes que cualquier lámpara convencional  pero  siguen siendo fuentes de luz y como todas las fuentes de luz se desvanecen poco a poco. Aquí queda patente la calidad del fabricante, cuanto menos calidad más rápido se disipa la luz.

“Las lámparas de LEDs son más caras…”

Sí es cierto que la inversión es más elevada que con otro tipo de lámparas pero ahorras el doble o más en energía. Por lo que podríamos decir que a medio-largo plazo salen más baratas, siempre y cuando elijamos LEDs de alta calidad y con garantías.

“Los LEDs no son regulables…”

Al tratarse de tecnología digital podemos decir que sí se pueden regular y controlar. No toda las lámparas se fabrican con regulador o regulables pero hoy en día, hay muchos fabricantes que las están sacando al mercado y además las diferencias de precios entre regulables o no regulables es poco considerable.

“Los LED necesitan tiempo para encenderse…”

El LED alcanza su máximo funcionamiento en cuanto se enciende. Arranque instantáneo. Además, no importa cuántas veces se apaguen y se enciendan porque su vida útil no se deprecia por el número de encendidos, al contrario que las convencionales. Sobre todo este es un factor que afecta en gran medida a la vida de las fluorescentes y de bajo consumo.

“Los LED no generan calor…”

Como cualquier lámpara, el LED irradia calor pero en menor cantidad que otras lámparas. Además, ese calor no es perjudicial con el medio ambiente ya que no emite calor infrarrojo ni radiación UV. Pero el calor que ellos mismos generan se debe disipar correctamente para garantizar sus horas de vida útil.

“A más vatios (W) más iluminación…”

En la iluminación tradicional si era así, pero los LEDs con menos potencia alcanzan la misma o más iluminación. Por tanto, con los LEDs donde hay que fijarnos es en los rendimientos. En la relación lúmenes y vatios, y en los ángulos de incidencia. Los lúmenes indican “el flujo luminoso de las fuentes de luz en todas las direcciones” y el ángulo de incidencia “nos va a indicar hacia donde se proyecta todo ese flujo luminoso”.

“Los LEDs no  funcionan bien en temperaturas muy bajas…”

En realidad puede que funcionen mejor en estas condiciones y pueden tener una vida útil más larga. Por eso son ideales para exteriores, frigoríficos o en lugares fríos. En estos entornos disipan mejor la temperatura que generan.

 

Os habréis dado cuenta que todo lo que se dice sobre el LED no es verdad.  Os animamos a que nos comentéis vuestras dudas acerca de los LEDs.

 

 

Dec
29

Como se producen nuestras luminarias LED de madera

En este post os vamos a enseñar como se fabrican nuestras luminarias LED de madera. Veréis el proceso paso a paso en imágenes.

Desde la materia prima: Madera de roble Americano.

Lo primero que se hace es pulir la madera. Se talla el modelo y posteriormente, de nuevo, se pulen a mano las piezas hasta 4 veces.

         

Así quedan después del último pulido:

    

Después se extiende un aceite en la madera y se limpia unas 3 veces:

   

Esta imagen muestra las PCBs de 48 LEDs (10W) de los modelos VIRGO y LEO.

Posteriormente se colocan los PCBs y se instalan accesorios de ensamblaje:

      

Se instalan los cables y se sueldan, a mano, todas las conexiones electrónicas:

       

Se conectan las fuentes de alimentación y así quedan después de realizar todas las soldaduras:

      

Se instala el difusor y se comprueba su correcto funcionamiento:

 

Se instala la base y se procede a su limpieza:

 

Y tras una segunda prueba exhaustiva de funcionamiento, ya están listas para su embalaje en caja de cartón grueso con espuma de protección:

Es un proceso artesanal, llevado al detalle y alcanzando un resultado final de calidad.