Artículos taggeados como " tubos"
Apr
5

Luminarias TRI-PROOF

Dejar automóviles en garajes de estacionamiento bien iluminados da tranquilidad a los propietarios, sabiendo que los “juguetes grandes” están más seguros. En contraste, la oscuridad en un área de estacionamiento atrae muchos vicios, incluido el robo de automóviles y/o sus partes. Así mismo aumenta el riesgo de accidentes. Por lo tanto, es muy importante que los propietarios de los aparcamientos o la autoridad pertinente enfaticen que las áreas tengan iluminación suficiente y confiable para evitar tales problemas.

Una buena solución son las luminarias LED estancas, comúnmente llamadas luminarias TRI-PROOF.

Ya no es un secreto que las lámparas incandescentes / fluorescentes consumen mucha energía eléctrica, especialmente cuando se usan para iluminar, vastas áreas como estacionamientos. También tienen una vida útil muy corta debido a su tecnología y al vandalismo que sufren. Esto impulsa la necesidad de elegir luminarias LED de larga duración y eficientes. Las luminarias TRI-PROOF han llevado la iluminación de los garajes a otro nivel.

Estas luminarias tienen un grado de protección IP65 o superior, lo que significa que soporta posibles daños por polvo, chorros de agua constantes y de alta presión desde cualquier dirección. Por lo tanto, la lámpara permanece funcional independientemente de la presencia de gran cantidad de polvo, de lluvia o bien, de salpicaduras en cualquier dirección. Como se mencionó anteriormente, los garajes o parkings son vulnerables al vandalismo y afortunadamente, su clasificación de resistencia al impacto es IK10. Esto significa que pueden resistir el impacto de un objeto que pesa hasta 5 kg desde una altura de 40 cm

La durabilidad de estas luminarias e es también otra característica que hace que la lámpara sea adecuada para su uso en aparcamientos. Nadie quiere seguir reemplazando bombillas o tubos cada vez que se funden. Las luminarias TRI-PROOF son luminarias de LEDs extremadamente duraderas (50.000-75.000 horas). El encapsulado  de policarbonato y aluminio contribuye a la durabilidad. La versatilidad de la lámpara también es otra de sus ventajas. Se puede fabricar con sensor de movimiento integrado, con un kit de batería para que funcionen como alumbrado de emergencia o incluso ser regulables mediante: protocolo DALI, 0-10 V, o regulación por triac.

Como resultado, son ideales para áreas como estacionamientos y/o  almacenes. Son de alto rendimiento y gran flujo luminoso.  Esto las convierte en un reemplazo perfecto para las pantallas estancas de tubos fluorescentes.

                  

Jul
14

Qué hacer con una lámpara de bajo consumo usada o rota?

Las bombillas compactas de bajo consumo (CFL, LFC-i…) llevan, al igual que los tubos fluorescentes y cualquier otro equipo eléctrico y electrónico, el símbolo del cubo de la basura tachado con una cruz. Se trata de un símbolo europeo creado por la Directiva Europea sobre el Desecho de Equipos Eléctricos y Electrónicos (DEEE). Significa que cuando el producto eléctrico llega al final de su vida útil, debe depositarse en un punto especial y recuperarse para ser tratado y reciclado respetando las normas medioambientales en vigor.

Contienen mercurio y es una sustancia muy perjudicial para la salud y el medioambiente.


Las bombillas de bajo consumo y los tubos fluorescentes no deben depositarse en los contenedores habituales de basura doméstica, ni romperse, ni arrojarse por el desagüe. Estas bombillas deben llevarse a puntos de recogida para que sean tratados de acuerdo con las normas medioambientales en vigor por parte de los organismos de reciclaje autorizados, que son especialistas en procesos de reciclaje. De esta forma se contribuye a evitar consecuencias MUY negativas para el medio ambiente y la salud.

De esta manera, se recuperarán para ser recicladas, evitando así la presencia de residuos dañinos para el medio ambiente y volviendo a utilizar sus componentes. Muchas administraciones locales también cuentan con puntos para la recogida de bombillas. Infórmate en tu ayuntamiento para encontrar el punto de recogida más cercano a tu casa.

¿Qué hacer si un tubo o lámpara con mercurio se rompe?

- Antes de limpiar nada, ventila la habitación o estancia. Abre la ventana y abandona la habitación o estancia durante unos  20-30 minutos.

- Apaga el aire acondicionado, calefacción o ventilación si es se encuentran conectados.

- No utilices aspiradora, ni barras los restos de la rotura de las lámparas o tubos de mercurio. Al usar el aspirador el mercurio se queda en la bolsa del mismo y se va evaporando progresivamente. Tampoco se debe barrer porque las “bolitas” de mercurio se dispersan por todo el área, lo que aumenta el riego de inhalación.

Pasos para la limpieza en superficies duras

- Levanta con cuidado los fragmentos de vidrio y polvo usando papel rígido o cartón en forma de pala y colócalos una bolsa de plástico que pueda sellarse y que no corra peligro de romperse. También sirve un bote de cristal con tapa metálica.

- Usa cinta adhesiva para recoger los fragmentos restantes de vidrio y polvo.

- Limpia el área con toallas de papel húmedas o toallitas húmedas desechables. Luego coloca las toallas usadas en la misma bolsa o bote.

- No utilices aspiradora ni barras los restos de la rotura de las lámparas o tubos de mercurio sobre superficies duras. Al usar el aspirador el mercurio se queda en la bolsa del mismo y se va evaporando progresivamente. Tampoco se debe barrer porque las “bolitas” de mercurio se dispersan por todo el área

- Etiqueta el bote o la bolsa con un texto así: “Puede contener mercurio de bombillas de bajo consumo”, y llévalo a un centro de recogida y de tratamiento de residuos domésticos especiales.

 Pasos para limpiar alfombras

- Levanta con cuidado los fragmentos de vidrio y polvo usando papel rígido o cartón en forma de pala y colócalos en una bolsa de plástico sellada que no corra riesgo de romperse o un bote de cristal con tapa metálica..

- Usa cinta adhesiva para recoger los fragmentos restantes de vidrio y polvo.

- Etiqueta el bote o la bolsa con un texto así: “Puede contener mercurio de bombillas de bajo consumo”, y llévalo a un centro de recogida y de tratamiento de residuos domésticos especiales.

Pasos para limpiar ropa de vestir o de cama y otros objetos blandos

- Si la ropa o cualquier otro material blando estuvieron en contacto directo con el vidrio roto o el mercurio contenido en el polvo del interior del tubo o lámpara, ésta debe de ser desechada. No laves ninguna de las prendas.

- Si el calzado estuvo en contacto con vidrios rotos o mercurio en polvo del interior del tubo o lámpara límpialos con papel húmedo o toallitas húmedas desechables. Luego colócalos en la bolsa de plástico para ser desechados.

- Etiqueta el bote o la bolsa con un texto así: “Puede contener mercurio de bombillas de bajo consumo”, y llévalo a un centro de recogida y de tratamiento de residuos domésticos especiales.

Eliminación de materiales de limpieza

- Una vez terminada la limpieza y después de disponer adecuadamente las bolsas de plástico que contienen el material tóxico, lávate las manos.

- Etiqueta el bote o la bolsa con un texto así: “Puede contener mercurio de bombillas de bajo consumo”, y llévalo a un centro de recogida y de tratamiento de residuos domésticos especiales.

Esperamos que este post os ayude a comprender lo importante que es el reciclado de este tipo de lámparas y lo peligroso que es para la salud y el medioambiente el mercurio que contienen. Para nosotros es la mayor desventaja de este tipo de lámparas.

Jul
13

La verdad de las lámparas de bajo consumo…

¿Cuál es la composición química de estas lámparas?

A menudo se alerta del alto contenido de mercurio y otros metales que pueden resultar tóxicos.  Estas lámparas están compuestas por:

- El vidrio, los circuitos y el plástico representan el 86% de los materiales de las bombillas.

- El resto son metales como: mercurio, aluminio, cobre, hierro, níquel, zinc. O materiales raros y difíciles de conseguir como: Erbio, Europio, Terbio o Yterbio.

¿Cuál es el peligro de las bombillas de bajo consumo?

La polémica radica en uno de sus componentes, el mercurio. El mercurio es un metal pesado que es idóneo como conductor de la electricidad.

Este elemento químico no supone ningún peligro mientras la bombilla esté intacta, pero si se rompe accidentalmente o se tira a la basura común, la cosa cambia. El mercurio y otros metales de estas bombillas pueden resultar tóxicos.

Si una sola bombilla se rompe y entra en contacto con el agua, es capaz de contaminar un área de 50.000 litros. Y esto ¡SÓLO UNA BOMBILLA! En casa se pueden llegar a tener docenas…

El mercurio (Hg)

El mercurio metálico es un líquido inodoro, de color blanco-plateado brillante. Al calentarlo se transforma en un gas inodoro e incoloro.

Las lámparas y tubos fluorescentes contienen una pequeña cantidad de mercurio sellada en el tubo de vidrio, cercana a 5 miligramos de mercurio en lámparas, y entre 5 y 10 miligramos en tubos. Es un metal pesado altamente contaminante, que una vez entra en nuestro cuerpo, este no es capaz de eliminarlo y se va acumulando en el cuerpo. Afecta directamente al sistema neurológico.

Si se rompe una lámpara estando encendida en ese mismo momento, el mercurio se encuentra en estado gaseoso y por tanto aumentan enormemente las posibilidades de inhalarlo.

Emisiones Radioeléctricas

El vapor de mercurio de las lámparas de bajo consumo, al ser excitado eléctricamente, emite radiación ultravioleta que al interactuar con las sustancias químicas del interior de la misma, genera luz. Algunas de estas lámparas no tienen difusores para filtrar la radiación ultravioleta, por lo que se pueden presentar problemas cutáneos y sensibilidad en determinadas personas.

Al llevar componentes electrónicos en su interior, estas lámparas producen emisiones radioeléctricas de alta frecuencia. La frecuencia de la red eléctrica en España es de 50Hz. Para que funcionen correctamente los componentes electrónicos que llevan dentro las lámparas de bajo consumo, al encenderse, se produce una frecuencia de hasta 50.000Hz, unas 1.000 veces más.

Si se tiene una exposición prolongada o se tiene una lámpara de bajo consumo a menos de 50cm, el parpadeo producido por la frecuencia a la que emiten, puede producir: Migrañas, dolor de cabeza, jaquecas, nauseas, fatiga visual….

El espectro de luz es poco homogéneo y natural, y distorsiona ciertos colores y disminuye otros. Esta luz en algunos casos puede llegar a no ser armónica ni saludable.

¿Ahorro de Energía?

Una vivienda normal no es una oficina o un lugar donde las lámparas permanezcan grandes periodos de tiempo encendidas. En casa, se encienden y apagan bastantes veces dependiendo de la estancia donde estén colocadas.

La lámpara de bajo consumo, para encenderse y llegar a su máxima intensidad lumínica necesita de un minuto aproximadamente. Durante ese tiempo es cuando la lámpara gasta más electricidad y si se tiene en cuenta que la mayoría de veces el tiempo de encendido no supera los 5 minutos, el ahorro desaparece.

A parte, el número de encendidos diario influye en su vida útil. Cuántas más veces se apaguen y enciendan al día, más se reducen sus horas de vida útil. Con lo que, cada menos tiempo, tendremos que reemplazarlas…

Os dejamos esta pregunta para reflexionar: Después de este post ¿Sigue mereciendo la pena comprar las lámparas de “bajo consumo”?