Feb
8

Desinfección de aulas con sistema de luz UVC

Cada vez son más los centros educativos que optan por tomar medidas de prevención complementarios para luchar contra la Covid-19.

No es complicado instalar sistemas de desinfección por radiación ultravioleta, con unos estándares similares a los empleados en laboratorios de investigación e incluso, hospitales.

Por un lado, se puede optar por la instalación de purificadores de aire con filtros que retienen los gérmenes y eliminan los que hayan podido escapar (con rayos ultravioleta y tratamiento de fotocatálisis), y que renuevan el aire del aula todo el día.

 - Las últimas tecnologías combinadas: Prefiltro + Carbón activo + Filtro + HEPA + Radiación UVC + Ionizador de aire.

 - Eliminan 90-99,9% de gérmenes y virus PM2.5.

 - Con CE, FCC, ROHS.

- Con temporizador, control remoto y panel de visualización.

- Gran capacidad de procesamiento: 450 m3 / H. Puede renovar el aire de una habitación de 90 m2 2 veces en una hora.

- Sistema de monitor inteligente. Avisa automáticamente cuando hay que reemplazar el filtro.

- Diseño ultra fino con un  grosor de 5 cm. Se puede colgar en la pared, y no ocupa mucho espacio.

 

 

Y otra barrera para descontaminar el mobiliario de las estancias antes y después de la llegada de los alumnos, es con equipos de iluminación de luz UVC, de los que tanto hemos hablado  en anteriores posts.

 

 

Es decir, con estos dos tipos de barreras (filtro HEPA + luminarias UVC) el aire se descontamina de gérmenes continuamente y las superficies al inicio y final de la jornada.

A diferencia de los métodos químicos de desinfección (el empleo de de determinadas dosis de lejía o alcohol de 96º se ha convertido el más común hasta ahora), la radiación UV-C proporciona una inactivación rápida y eficiente de los microorganismos mediante un proceso físico. Los partidarios de esta fórmula, defienden que cuando las bacterias, los virus y los protozoos se exponen a las longitudes de onda germicidas de esa luz ultravioleta se vuelven incapaces de reproducirse e infectar.

La luz UV-C se ha demostrado eficaz frente a microorganismos patógenos, como los causantes de la cólera, la polio, la fiebre tifoide, la hepatitis y otras enfermedades bacterianas, víricas y parasitarias. Es un sistema de desinfección que se utiliza desde hace años para desinfectar quirófanos y otros espacios en los hospitales.

No obstante, pese a los beneficios que aporta esa metodología, también se conocen contraindicaciones: puede irritar la piel y dañar los ojos. Para evitar esos efectos secundarios, hay que implementar un sistema de protección.

Recomendamos un sistema de triple protección:

1. Sensor de puerta para detectar si alguien quiere acceder a la estancia que se quiere desinfectar y así se detiene la radiación.

2. Sensor de presencia, para detectar si alguna persona o animal consigue acceder a la estancia y así se detiene la radiación.

3. Accionamiento por llave. Para evitar encendidos inesperados únicamente se puede activar si una persona autorizada lo acciona mediante una llave.

 

 

En este vídeo se puede comprender mejor el funcionamiento del sistema de protección –> Sistema de protección para desinfectar estancias con luz UV-C, de forma segura.

Si tenéis cualquier duda, o queréis más información de estas medidas de prevención adicionales y que bien aplicadas pueden llegar a conseguir espacios libres de virus, poneros en contacto con nosotros en info@meetthings.com

 

                                                              

 

 

Deja un comentario