Jul
14

Qué hacer con una lámpara de bajo consumo usada o rota?

Las bombillas compactas de bajo consumo (CFL, LFC-i…) llevan, al igual que los tubos fluorescentes y cualquier otro equipo eléctrico y electrónico, el símbolo del cubo de la basura tachado con una cruz. Se trata de un símbolo europeo creado por la Directiva Europea sobre el Desecho de Equipos Eléctricos y Electrónicos (DEEE). Significa que cuando el producto eléctrico llega al final de su vida útil, debe depositarse en un punto especial y recuperarse para ser tratado y reciclado respetando las normas medioambientales en vigor.

Contienen mercurio y es una sustancia muy perjudicial para la salud y el medioambiente.


Las bombillas de bajo consumo y los tubos fluorescentes no deben depositarse en los contenedores habituales de basura doméstica, ni romperse, ni arrojarse por el desagüe. Estas bombillas deben llevarse a puntos de recogida para que sean tratados de acuerdo con las normas medioambientales en vigor por parte de los organismos de reciclaje autorizados, que son especialistas en procesos de reciclaje. De esta forma se contribuye a evitar consecuencias MUY negativas para el medio ambiente y la salud.

De esta manera, se recuperarán para ser recicladas, evitando así la presencia de residuos dañinos para el medio ambiente y volviendo a utilizar sus componentes. Muchas administraciones locales también cuentan con puntos para la recogida de bombillas. Infórmate en tu ayuntamiento para encontrar el punto de recogida más cercano a tu casa.

¿Qué hacer si un tubo o lámpara con mercurio se rompe?

- Antes de limpiar nada, ventila la habitación o estancia. Abre la ventana y abandona la habitación o estancia durante unos  20-30 minutos.

- Apaga el aire acondicionado, calefacción o ventilación si es se encuentran conectados.

- No utilices aspiradora, ni barras los restos de la rotura de las lámparas o tubos de mercurio. Al usar el aspirador el mercurio se queda en la bolsa del mismo y se va evaporando progresivamente. Tampoco se debe barrer porque las “bolitas” de mercurio se dispersan por todo el área, lo que aumenta el riego de inhalación.

Pasos para la limpieza en superficies duras

- Levanta con cuidado los fragmentos de vidrio y polvo usando papel rígido o cartón en forma de pala y colócalos una bolsa de plástico que pueda sellarse y que no corra peligro de romperse. También sirve un bote de cristal con tapa metálica.

- Usa cinta adhesiva para recoger los fragmentos restantes de vidrio y polvo.

- Limpia el área con toallas de papel húmedas o toallitas húmedas desechables. Luego coloca las toallas usadas en la misma bolsa o bote.

- No utilices aspiradora ni barras los restos de la rotura de las lámparas o tubos de mercurio sobre superficies duras. Al usar el aspirador el mercurio se queda en la bolsa del mismo y se va evaporando progresivamente. Tampoco se debe barrer porque las “bolitas” de mercurio se dispersan por todo el área

- Etiqueta el bote o la bolsa con un texto así: “Puede contener mercurio de bombillas de bajo consumo”, y llévalo a un centro de recogida y de tratamiento de residuos domésticos especiales.

 Pasos para limpiar alfombras

- Levanta con cuidado los fragmentos de vidrio y polvo usando papel rígido o cartón en forma de pala y colócalos en una bolsa de plástico sellada que no corra riesgo de romperse o un bote de cristal con tapa metálica..

- Usa cinta adhesiva para recoger los fragmentos restantes de vidrio y polvo.

- Etiqueta el bote o la bolsa con un texto así: “Puede contener mercurio de bombillas de bajo consumo”, y llévalo a un centro de recogida y de tratamiento de residuos domésticos especiales.

Pasos para limpiar ropa de vestir o de cama y otros objetos blandos

- Si la ropa o cualquier otro material blando estuvieron en contacto directo con el vidrio roto o el mercurio contenido en el polvo del interior del tubo o lámpara, ésta debe de ser desechada. No laves ninguna de las prendas.

- Si el calzado estuvo en contacto con vidrios rotos o mercurio en polvo del interior del tubo o lámpara límpialos con papel húmedo o toallitas húmedas desechables. Luego colócalos en la bolsa de plástico para ser desechados.

- Etiqueta el bote o la bolsa con un texto así: “Puede contener mercurio de bombillas de bajo consumo”, y llévalo a un centro de recogida y de tratamiento de residuos domésticos especiales.

Eliminación de materiales de limpieza

- Una vez terminada la limpieza y después de disponer adecuadamente las bolsas de plástico que contienen el material tóxico, lávate las manos.

- Etiqueta el bote o la bolsa con un texto así: “Puede contener mercurio de bombillas de bajo consumo”, y llévalo a un centro de recogida y de tratamiento de residuos domésticos especiales.

Esperamos que este post os ayude a comprender lo importante que es el reciclado de este tipo de lámparas y lo peligroso que es para la salud y el medioambiente el mercurio que contienen. Para nosotros es la mayor desventaja de este tipo de lámparas.

Deja un comentario