Artículos en "Equivalencias LED / Convencionales"
Sep
5

ADIOS HALÓGENAS !!!

Cómo se veía venir, primero despedimos a las lámparas incandescentes y ahora, los focos halógenos dejan de venderse a partir del pasado jueves 1 de septiembre en toda la UE. Dejan de comercializarse, aunque podrán venderse hasta que se acaben las existencias, lo que según el sector pasará en seis meses. Esta prohibición es el siguiente paso en las políticas europeas para mejorar la eficiencia energética. Otros dispositivos halógenos, como los que tiene apariencia de bombilla tradicional, podrán seguir comercializándose dos años más.

En la “era de la eficiencia” era evidente que éste es un paso fundamental. Las halógenas no dejan de ser una evolución de las incandescentes y mantienen muchas características como por ejemplo su baja eficiencia.

La lámpara halógena es una variante de la lámpara incandescente con un filamento de tungsteno dentro de un gas inerte y una pequeña cantidad de halógeno (como yodo o bromo).

El filamento y los gases se encuentran en equilibrio químico, mejorando el rendimiento del filamento y aumentando su vida útil, respecto a las incandescentes. El vidrio de las incandescentes se substituyó por un compuesto de cuarzo, que soporta mucho mejor el calor (lo que permitía lámparas de tamaño mucho menor, para potencias altas).

La lámpara halógena tiene un rendimiento un poco mejor que la incandescente: 18, 22 lm/W y su vida útil se aumentó hasta las 2.000 y 4.000 horas de funcionamiento. Pero esta vida útil es muy corta si lacomparamos con la de la tecnología LED: De 25.000 a 50.000 horas.

El “RETROFIT” o reemplazo de las lámparas halógenas por lámparas LED es una de las mejores opciones debido al ahorro energético que se consigue (>80% en muchos casos) y debido al tiempo de amortización de la inversión. Varía en función de las horas de encendido diarias, pero por ejemplo en locales o estancias con más de 8 horas de encendido diario, el tiempo de amortización puede ser menor de 2 años.

Hay que agradecer a las lámparas incandescentes y halógenas todo lo que nos han aportado. Nos han iluminado durante muchos años (Incandescentes desde 1879) y su color de la luz cálida, inigualable por los LEDs,  ha inundado de “calidez”  muchos hogares. Pero con la evolución de los LEDs es mejor pasar página y estamos seguros de que en unos años nos daremos cuenta de lo poco eficiente que resultaba este tipo de iluminación. En muchos casos desprenden más radiaciones en forma de calor que radiaciones en forma de luz… Todo lo contrario a la tecnología LED.

Relaciones o equivalencias entre potencias que suele ayudar a comprender las diferencias de consumo entre las halógenas y los LEDs:

1 lámpara halógena de 50W se puede sustituir por una lámpara LED 6 ó 7W.

1 lámpara halógena de 100W e puede sustituir por una lámpara LED de 11 ó 12W.

Esperamos que os sirvan de referencia.

 

Apr
19

Desmontando los mitos de los LEDs

Muchas son las preguntas y repuestas que se han generado acerca de los LEDs y como siempre no todas son verdaderas y no todas son falsas. A continuación desmentiremos 7 mitos sobre los LEDs.

“Los LEDs son para siempre…”

Es cierto que los LED duran más y son más resistentes a los golpes que cualquier lámpara convencional  pero  siguen siendo fuentes de luz y como todas las fuentes de luz se desvanecen poco a poco. Aquí queda patente la calidad del fabricante, cuanto menos calidad más rápido se disipa la luz.

“Las lámparas de LEDs son más caras…”

Sí es cierto que la inversión es más elevada que con otro tipo de lámparas pero ahorras el doble o más en energía. Por lo que podríamos decir que a medio-largo plazo salen más baratas, siempre y cuando elijamos LEDs de alta calidad y con garantías.

“Los LEDs no son regulables…”

Al tratarse de tecnología digital podemos decir que sí se pueden regular y controlar. No toda las lámparas se fabrican con regulador o regulables pero hoy en día, hay muchos fabricantes que las están sacando al mercado y además las diferencias de precios entre regulables o no regulables es poco considerable.

“Los LED necesitan tiempo para encenderse…”

El LED alcanza su máximo funcionamiento en cuanto se enciende. Arranque instantáneo. Además, no importa cuántas veces se apaguen y se enciendan porque su vida útil no se deprecia por el número de encendidos, al contrario que las convencionales. Sobre todo este es un factor que afecta en gran medida a la vida de las fluorescentes y de bajo consumo.

“Los LED no generan calor…”

Como cualquier lámpara, el LED irradia calor pero en menor cantidad que otras lámparas. Además, ese calor no es perjudicial con el medio ambiente ya que no emite calor infrarrojo ni radiación UV. Pero el calor que ellos mismos generan se debe disipar correctamente para garantizar sus horas de vida útil.

“A más vatios (W) más iluminación…”

En la iluminación tradicional si era así, pero los LEDs con menos potencia alcanzan la misma o más iluminación. Por tanto, con los LEDs donde hay que fijarnos es en los rendimientos. En la relación lúmenes y vatios, y en los ángulos de incidencia. Los lúmenes indican “el flujo luminoso de las fuentes de luz en todas las direcciones” y el ángulo de incidencia “nos va a indicar hacia donde se proyecta todo ese flujo luminoso”.

“Los LEDs no  funcionan bien en temperaturas muy bajas…”

En realidad puede que funcionen mejor en estas condiciones y pueden tener una vida útil más larga. Por eso son ideales para exteriores, frigoríficos o en lugares fríos. En estos entornos disipan mejor la temperatura que generan.

 

Os habréis dado cuenta que todo lo que se dice sobre el LED no es verdad.  Os animamos a que nos comentéis vuestras dudas acerca de los LEDs.

 

 

Jul
14

RETROFIT

Al retrofit en el sector de la iluminación, lo podemos entender como “modernización” de las luminarias convencionales, sustituyendo las lámparas originales por lámparas de mayor eficiencia y durabilidad, como pueden ser los LEDs.

En este post hemos añadido 12 tablas con propuestas de retrofit para sustituir las lámparas convencionales más habituales (INCANDESCENTES, HALÓGENAS, BAJO CONSUMO…etc..):

ver más »

Feb
5

Ventajas de nuestras bombillas LED con filamentos COB

Hola de nuevo!

Hoy os traemos un nuevo post interesante con el que descubriréis las ventajas que tiene nuestra última novedad, las bombillas LED con filamentos COB. Para ello vamos a comparar en la siguiente imagen una bombilla con filamentos COB de 7W (derecha) con una incandescente de 60W (izquierda).

 

Como veis, el ahorro en consumo es bastante notorio. Se puede llegar a ahorrar hasta un 80%, convirtiéndose en una de las principales ventajas de este producto y por tanto una de las razones para sustituir finalmente a la bombilla incandescente/halógena. Se observa que el ángulo de apertura se mantiene mientras que las horas de vida aumentan considerablemente respecto a las incandescentes/halógenas produciendo una disminución en los gastos de mantenimiento. Otra de las ventajas que ofrece este producto es su eficiencia. Al desperdiciar menos energía en forma de calor y en otras radiaciones que una incandescente/halógena, alcanza un 90% de eficacia.

 

Sep
4

Bases / Casquillos de lámparas más usuales

Para no volverse loco a la hora de reconocer la base o casquillo de las lámparas, mostramos en este post algunos de los diferentes tipos:

Lámparas incandescentes

  La base E27 es la más conocida, porque es la que llevan las bombillas incandescentes de toda la vida. Ahora podemos encontrarla en lámparas halógenas con formato de bombilla, en lámparas de bajo consumo (CFL) y en lámparas de LEDs.

 

 

La base E14, es similar a la E27 pero de menor diámetro. Suelen ser las bases de las lámparas que llevan las mesillas de noche o las luminarias de tipo araña.  Ahora podemos encontrarla en lámparas halógenas con formato de bombilla o en forma de vela, en lámparas de bajo consumo (CFL) y en lámparas de LEDs.

 

 

    

Las bases B22D, BA15S, BA15D-01, BA15D-02, también son llamadas de bayoneta. La B22 suele funcionar  a 230VAC y las BA15 a 12VAC. Ahora podemos encontrarlas en lámparas halógenas, en lámparas de bajo consumo (CFL) y en lámparas de LEDs.

Lámparas halógenas

Además de las bases E27, E14, B22D, BA15S y BA15D que acabamos de comentar, en el tipo halógena nos podemos encontrar estas otras bases:

 

La base Gu4, generalmente, es para dicroicas de pequeño tamaño que funcionan a 12VAC. Ahora la podemos encontrar en lámparas LED de 12VDC/VAC.

 

 

 

La base Gu5.3 es la que nos encontramos en las dicroicas que funcionan a 12VAC. Ahora la podemos encontrar en lámparas LED de 12VDC/VAC.

 

 

 

La base Gu10 es la que nos encontramos en las dicroicas que funcionan a 230VAC. Ahora la podemos encontrar en lámparas de bajo consumo o en lámparas de LEDs de 230VAC.

 

 

 

 

 

La base R7S, generalmente, la encontramos en luminarias de píe, apliques de pared o de techo, focos de fachadas… etc. Este formato se puede conseguir con tecnología LED, pero no suele ser considerable su flujo luminoso, debido a que el formato de la lámpara no tiene el tamaño suficiente para albergar los LEDs de alta potencia y el disipador con la superficie , necesarios.

Lámparas/tubos fluorescentes

Estas bases son las más comunes que nos podemos encontrar en las lámparas o tubos fluorescentes. Precisan de un cebador + reactancia o un balasto electrónico, externos, para funcionar.

 

Lámparas de bajo consumo (CFL)

Además de las bases E27, E14, Gu10, que acabamos de comentar, en el tipo de bajo consumo nos podemos encontrar estas otras bases:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La mayoría de estas bases las podemos ver en lámparas de downlights empotrables y precisan de un equipo arrancador para poder funcionar.